Clan DLAN
Herramientas personales
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN

Morrowind:Breve Historia del Imperio: v 1

De Teswiki

Una Breve Historia del Imperio
Primera Parte
por Stronach k'Thojj III
Historiador Imperial


Antes de la regencia de Tiber Septim, todo Tamriel estaba sumido en el caos. El poeta Tracizis llamó a este periodo de contínuo desasosiego “días y noches de sangre y veneno.” Los reyes eran tiranos mezquinos y ambiciosos, que lucharon contra los intentos de Tiber para llevar el orden al lugar. Pero estaban tan desorganizados como disolutos eran, y la fuerte mano de Septim trajo la paz por la fuerza a Tamriel. El año era el 896 2E. El año siguiente, el Emperador declaró el comienzo de una nueva Era y de esa manera comenzó el Año Cero de la Tercera Era.

Durante treinta y ocho años, el Emperador Tiber gobernó. Fue una legítima, pía y gloriosa época, donde la justicia se conoció como una y toda, desde los sirvientes a los soberanos. Tras la muerte de Tiber, llovió durante toda una quincena como si las tierras de Tamriel estuviesen llorando.

El hijo del Emperador, Pelagius, heredó el trono. Aunque su reinado fue corto, él era tan fuerte y resuelto como su padre había sido, y Tamriel podía haber disfrutado una continuación de la Edad Dorada. Por desgracia, un enemigo desconocido de la Familia Septim contrató a la organización de asesinos, la Oscura Hermandad, para matar al Emperador Pelagius I mientras se arrodillaba en plegaria en el Templo del Único en la Ciudad Imperial. El reinado de Pelagius I duró menos de tres años.

Pelagius no tenía descendencia viva, con lo que la Corona Imperial pasó a su prima hermana, la hija de Agnorith, hermano de Tiber. Kintyra, anterior Reina de Silvenar, asumió el trono como Kintyra I. Su reinado fue bendecido con prosperidad y buenas cosechas, y ella misma era una ávida patrocinadora del arte, la música y la danza.

El hijo de Kintyra fue coronado, después de su muerte, como el primer Emperador de Tamriel que utilizó el nombre imperial de Uriel. Uriel I fue el gran legislador de la Dinastía Septim, y un promotor de organizaciones independientes y gremios. Bajo su amable pero firme mando, los Gremios de los Luchadores y los Magos aumentaron en prominencia por todo Tamriel. Su hijo y sucesor Uriel II reinó durante dieciocho años, desde la muerte de Uriel I en el 64 3E hasta la accesión de Pelagius II en el 82 3E. Trágicamente, el mandato de Uriel II estuvo asediado por plagas, pestes y rebeliones. La amabilidad que heredó de su padre no sirvió bien a Tamriel, y se hizo poca justicia.

Pelagius II heredó no sólo el trono de su padre, sino la deuda de la empobrecida administración financiera y judicial. Pelagius cesó a todo el Antiguo Consejo, y aceptó sólo a aquellos deseosos de pagar grandes sumas para retomar sus escaños. Alentó actitudes similares entre sus vasallos, los reyes de Tamriel, y al final del decimoséptimo año de reinado, Tamriel había vuelto a la prosperidad. Sus detractores, sin embargo, sugirieron que algún asesor poseído de sabiduría pero no de oro había sido desterrado sin ambages ni rodeos por Pelagius. Esto pudo haber desencadenado algunos de los problemas a los que su hijo Antiochus se enfrentó cuando fue coronado Emperador.

Antiochus fue ciertamente uno de los más extravagantes miembros de la normalmente austera Familia Septim. Tuvo numerosas amantes y casi las mismas esposas, y fue renombrado por la grandeza de su vestimenta y su gran sentido del humor. Desafortunadamente, su reinado estuvo frecuentemente en guerra civil, eclipsando incluso al de su abuelo Uriel II. En la Guerra de la Isla en el 110 3E, doce años después de que Antiochus heredase el trono, casi conquistó la provincia de la Isla de Summerset fuera de Tamriel. La alianza unida de los reyes de Summerset y Antiochus sólo logró derrotar al Rey Orghum de la isla-reino de Pyandonea debido a una enloquecida tormenta. La leyenda sitúa a la Orden Psijic de la Isla de Artaeum detrás del sortilegio que causó la tempestad.

La historia de Kintyra II, heredera del trono de su padre Antiochus, es ciertamente uno de los relatos más tristes de la historia imperial. Su primo hermano, Uriel, hijo de la Reina Potema de Solitude, acusó a Kintyra de ser una bastarda, aludiendo a la infame decadencia de la Ciudad Imperial durante el reinado de su padre. Cuando esta acusación no consiguió detener su coronación, Uriel compró el apoyo de varios reyes descontentos de Roca Alta, Skyrim, y Morrowind, y con la colaboración de la Reina Potema, coordinó tres ataques al Imperio Septim.

El primer ataque se dió en la región de la Bahía Iliac, que separa Roca Alta y Hammerfell. El séquito de Kintyra fue masacrado y la Emperatriz hecha prisionera. Durante dos años, Kintyra II languideció en una prisión Imperial que se suponía que estaba en algún lugar de Punta Glen o Glenmoril antes de ser asesinada en su celda bajo circunstancias misteriosas. El segundo ataque fue a una serie de guarniciones Imperiales a lo largo de las islas litorales de Morrowind. El consorte de la Emperatriz Kontin Arynx cayó defendiendo los fuertes. El tercer y último ataque fue el asedio de la mismísima Ciudad Imperial, acaecido después de que el Antiguo Consejo hubiese dividido el ejército para atacar el oeste de Roca Alta y el este de Morrowind. El debilitado gobierno ofreció poca resistencia frente a la firme agresión de Uriel, y capituló después de sólo una quincena de resistencia. Uriel se apoderó del trono esa misma tarde y se auto-proclamó Uriel III, Emperador de Tamriel. El año era el 121 3E. De ese modo empezó la Guerra del Diamante Rojo, descrita en el volumen II de esta serie.