Clan DLAN
Herramientas personales
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN

Oblivion:Ferviente admirador

De Teswiki

Ferviente Admirador

El personaje del juego llamado Ferviente Admirador (ése es el nombre que aparece cuando le apuntas con el ratón, parece que no tiene otro) es un Bosmer o elfo del bosque situado en el distrito de la Arena de la Ciudad Imperial. Aparecerá por primera vez en el juego tras completar las misiones de la Arena, una vez que te hayas proclamado Gran Campeón derrotando al Príncipe Gris. Cuando salgas del edificio de la Arena, te hablará y te pedirá que le permitas acompañarte allá donde vayas. Si aceptas, te seguirá.

Tu admirador no combate, huye siempre del peligro, y puede llegar a convertirse en el personaje más aburrido de todo el juego. Va armado con una daga de acero, pero nunca la suele usar. Cuando le hables, podrás ordenarle que te siga, que te espere donde está o que se largue y te deje tranquilo (a la larga probablemente acabarás optando por esta última opción). Si le dices que se vaya, podrás volver a encontrarlo en la Arena de la Ciudad Imperial.

Este personaje irá allá donde tú vayas (si se lo permites, claro), esto quiere decir que entrará contigo a las casas y cuevas en las que tú entres, incluso en los planos de Oblivion. Por suerte, no te afectará si andas en modo sigilo, ya que aunque los enemigos puedan verle a él no te verán a ti, y los personajes no jugables generalmente lo ignorarán. Además, tampoco te impedirá robar, pero sí te será molesto en este sentido, ya que cada vez que robes algo soltará una frasecita del tipo "Eso no está bien" o "Yo no he visto nada" que puede llegar a sacarte de quicio...

A pesar de todo esto, conviene mantener la calma y pedirle que se vaya cuando te hartes de él. Si lo atacas, saldrá corriendo y los guardias te perseguirán. Si lo matas, las consecuencias serán las mismas, sólo que el botín a pagar será mayor. Tu admirador revivirá en la Arena pasados tres días.

Utilidad

Aunque a primera vista pueda parecer un personaje totalmente inútil y despreciable, el Ferviente Admirador tiene varias utilidades:

  • Si no tienes un hechizo de detecta vida o similares, puede servirte de radar, ya que huirá de los enemigos cercanos y regresará cuando esté todo despejado. El problema es que de esta forma probablemente los enemigos también lo vean a él y lo ataquen, constituyendo un blanco más difícil que si están quietos para acertar con el arco...
  • De noche o cuando no haya visibilidad suficiente, llevará una antorcha para iluminarte.
  • Si entras en modo sigilo y le robas no alertará a los guardias, con lo cual puedes utilizarlo para aumentar tu habilidad de Sigilo. Eso sí, ten cuidado de que no te vea nadie más.
  • También puedes darle objetos en lugar de quitárselos, por ejemplo una prenda de ropa para cambiar su vestimenta.
  • Puedes usarlo como cebo para las trampas y los enemigos. Por ejemplo, las torres que lanzan fuego en Oblivion le dispararán a él, y los enemigos del mapa del mundo le atacarán a él.
  • Si le lanzas hechizos de reunión se defenderá de los ataques enemigos en lugar de huir.
  • Los jugadores sádicos encontrarán divertido experimentar con las diversas formas de matarlo. Por ejemplo, haciéndole caer desde lugares altos, usándolo como un blanco de tiro vivo, metiéndolo en una habitación cerrada y generando monstruos en su interior a través de un comando de la consola, o poniendo precio a su cabeza, para forzarle a luchar contra los guardias.
  • Si entras con él a una tienda y le ordenas que te espere ahí dentro, la tienda estará abierta las 24 horas del día. No podrás robar nada, ya que el tendero estará dentro, pero podrás comprar y vender cuando quieras.

Otras curiosidades

Hay una forma de eliminarlo por completo del juego. Si "te lo llevas" a un plano de Oblivion y eres rápido, podrás coger la piedra de Sigil antes de que él llegue a entrar en la torre donde se encuentra la piedra. Si lo consigues, el portal a Oblivion se cerrará y tú reaparecerás en Cyrodiil, como es normal, pero él se habrá quedado en el mundo de Oblivion. Como no se puede volver a un plano determinado de Oblivion una vez que se ha cerrado el portal, el personaje será eliminado de por vida.