Clan DLAN
Herramientas personales
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN

ShiveringIsles: Personajes

De Teswiki

Contenido

Personajes

Sheogorath

Sheogorath

Le gusta hacer que los mortales se vuelvan locos y hacerles hacer cosas tontas. Su arma preferida es el Wabbajack, el cual puede transformar a cualquier criatura en otra aleatoriamente. Aunque en Shivering Isles use otro bastón con diferente efecto. Otro artefacto creado por él conocido como el "Bastón de el Diablillo" que hace que al portador del bastón le sigan cuatro diablillos (el cual aparece en una misión secundaria de Oblivion).

Hay también una región en Morrowind llamada "Sheogorath" en su honor.

Hay muchos santuarios daédricos que el construyó expresamente para que sus seguidores puedan adorarlo. Como Dios de Locura, considera que la locura es una forma de piedad - " una piedad amarga, quizás, pero una piedad sin embargo ". Los otros dioses daédricos temían que Jyggalag el principe del orden se volviera demasiado fuerte, por eso lo maldijeron a permanecer en un cuerpo que representa a la locura (Sheogorath). Jyggalag era capaz de volver a su forma original al final de cada era, liderando el avance sombrío (destrucción del reino usando a sus Caballeros del Orden).

Era entonces una vez destruido el reino cuando Jyggalag volvería a convertirse en Sheogorath, para otra vez volver a reconstruir su reino.

Sheogorath es un remix de sílabas del nombre de un empleado de Bethesda.

Seductores Oscuros

Seductor Oscuro

Los Seductores Oscuros han ido apareciendo en tres de los juegos de la serie Elder Scrolls: TES Battlespire, TES II Daggerfall y TES IV Shivering Isles. Son más fuertes que el menor de los Daedras y fieles seguidores de Sheogorath, se ocupan de guardar y proteger la ciudad de Demencia. No son muy amigos de los Santos Dorados, protectores de Manía la ciudad vecina. A pesar de su fiero aspecto tienen más paciencia y són más amables con los mortales que los Santos Dorados.

Llamados Seductores Oscuros por otras razas ellos prefieren llamarse a sí mismos Mazken. Su sociedad es Matriarcal, así que los "machos" de su especie son considerados de menor utilidad.

Tienen un santuario llamado "Pinnacle Rock" (La roca del pináculo) que funciona gracias a uno de los aspectos clave de la naturaleza daédrica. Mediante el empleo de carrillones el Mazken que ha caído en combate es revivido de las aguas del olvido para volver a servir a su amo.

Muy pocos se han adentrado en su santuario.

Santos Dorados

Santos dorados

Los Santos Dorados han ido apareciendo en tres de los juegos de la serie Elder Scrolls:

TES Battlespire, TES II Daggerfall ,TES III Morrowind y TES IV Shivering Isles.

Son más fuertes que el menor de los Daedras y fieles seguidores de Sheogorath, se ocupan de guardar y proteger la ciudad de Manía. No son muy amigos de los Seductores Oscuros, protectores de Demencia la ciudad vecina. A pesar de su dorado y angelical aspecto són más impacientes y desagradables que los Seductores Oscuros.

Llamados Santos Dorados por otras razas, ellos prefieren llamarse a sí mismos Áureos. Su sociedad es Matriarcal, así que los "machos" de su especie son considerados de menor utilidad.

Caballeros del Orden

Los caballeros del Orden són los soldados que Jyggalag envía a Shivering Isles, a través de los Obeliscos del Orden, para empezar lo que el llama "el Avance Sombrío" y reinar sobre Shivering Isles. Los caballeros del Orden los podrás encontrar en los alrededores de los Obeliscos del Orden que irán apareciendo por la isla. Cada vez que mates a un caballero del Orden otro aparecerá para relevarlo, la única manera de evitarlo es desactivando el Obelisco del Orden con los corazones de los caballeros que has ido matando.

Pero cuidado porque una vez desactivado un Obelisco del Orden este puede volver a ser activado por el Sacerdote del Orden.

Sacerdotes del Orden

Se encargan de mantener activos los Obeliscos para que así los Caballeros del Orden puedan usarlo como portal para entrar en Shivering Isles. De menor fuerza y resistencia que los Caballeros del Orden pero no por eso menos peligrosos ya que con su bastón de descarga es mucha la vida que puede arrebatarnos.

El Sacerdote del Orden está ligado al Obelisco, si no lo desactivas y matas al Sacerdote cuando vas a registrarlo para coger sus pertenencias este te dará una buena descarga y luego volverá a la vida si no desactivas antes el Obelisco. Así que si quieres matar a un Sacerdote debes desactivar el Obelisco con los corazones de los caballeros y luego matar al Sacerdote antes de que este active de nuevo el Obelisco.

Fanáticos

Los Fanáticos son fieles devotos de Sheogorath. Creen que es un dios y a la vez un hombre de poderes misteriosos y que su voluntad sostiene las tierras y su capricho las mantiene vivas. Apoyan su fe en Arden-Sull que es quien puede leer las entrañas de los vivos.

No se puede razonar con un Fanático ya que atacan a casi cualquiera que se les acerque, asumiendo que deben ser Herejes o no-creyentes. Luchan hasta la muerte deleitándose en la matanza. Se mueven en áreas concretas y hacen caso omiso a las vestimentas así que ni que vayamos vestidos como ellos, nos descubrirán y atacarán de inmediato.

Los fanáticos tienen rituales dolorosos pensados para demostrar su fe a Sheogorath, sólo los más devotos són aceptados en sus filas y si no superan las pruebas se les mata al instante. Una vez aceptado como fanático les enseñan ceremonias y secretos de hechiceros.

Herejes

Los herejes son aquellos se oponen a Sheogorath y quieren derrocarle. Por ello al ser forajidos deben vivir en áreas rurales. Los herejes son muy parecidos a los magos que practican la Necromancia. Su método preferido de ataque es convocando a una criatura (sobre todo Atronachs), mientras te defiendes de la criatura invocada ellos aprovecharán para curarse.

Suelen estar en grupos y son muy difíciles de reducir, ya que si cada uno de ellos invoca a una criatura la cosa se complica... así que la mejor manera de vencer es acabar con ellos uno por uno. Para conseguirlo puedes hacerte con una de sus vestimentas y acercarte a ellos lo suficiente, no demasiado ya que se darán cuenta que no perteneces a su facción, para tenerlos al alcance de tu espada.

Apóstoles

Los apóstoles se llaman a si mismos los "buscadores de la luz", aunque siempre buscan problemas y no son muy amistosos.

Los Apóstoles llevan un traje encantado que crea una luz que los hace totalmente inconscientes. Matar uno de ellos y vestir sus ropas te permitirá entrar en sus filas sin levantar sospechas.

Cancerbero

Cancerbero

Esta criatura de 3 metros de altura es el guardián de la puerta que da acceso a Shivering Isles y se encarga de no dejar pasar a nadie que no este autorizado. De movimientos lentos pero precisos esta criatura se puede convertir en un digno oponente al que no debemos menospreciar.

Podemos intentar derrotarlo atacando sin miramientos y sin ninguna estrategia pero lo más acertado sería envenenar nuestra arma con las lágrimas de su creadora o utilizando flechas hechas de los huesos del anterior cancerbero.

Jyggalag

Jyggalag

Jyggalag, también a veces llamado el decimoséptimo Príncipe daédrico. Hace mucho tiempo reinaba sobre Shivering Isles, sobre un mundo de Orden perfecta. Su reino se extendía más allá de los océanos de Oblivion.

Temiendo su poder, otros príncipes le condenaron a la locura, para siempre destinaron a vivir bajo la forma de Sheogorath, alma quebrada que reinaba sobre un país que lo es tanto o más que él. Una vez por era, puede recobrar su forma verdadera y reconquistar su mundo y es entonces cuando lanza su marcha gris sobre Shivering Isles.

Cada vez que esto se produce, la maldición ha sido renovada y le condena a continuar existiendo como Sheogorath. Esto se perpetúa desde milenios.


Otras Criaturas

Shivering Isles agrega nuevas criaturas al juego, la lista la podrás encontrar en el Bestiario.