Clan DLAN
Herramientas personales
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN
Clan DLAN

Oblivion:Leyawiin misiones

De Teswiki

Revisión a fecha de 18:25 22 sep 2007; Ashara (Discusión | contribuciones)
(dif) ← Revisión anterior | Revisión actual (dif) | Revisión siguiente → (dif)

Contenido

Asalto en Greyland

Al lado de los Establos de los Cinco Jinetes de Leyawiin, fuera de la puerta Oeste de la ciudad, está un miembro de la legión imperial, Lerexus Callidus, haciendo guardia. Cuando hablas con él te comenta que hay una guarida de traficantes de Skooma en Greyland, una casa cercana a la ciudad, pero que cada vez que él intenta atraparlos le ven llegar y salen corriendo. Te pide ayuda para acabar con ellos y cuando aceptas te pide como prueba el anillo del líder de la banda de traficantes, Kylius Lonavo. Vas a Greyland, que está muy cerca de las murallas de Leyawiin, y entras en la casa. Dentro está Lonavo y otro bandido a los que liquidas rápidamente. Tomas el anillo de Lonavo y se lo llevas a Lerexus Callidus, quien te da una recompensa en oro por haber completado la misión. Además Lonavo lleva consigo una espada mágica, el Claymore de brasas.


Bandidos del Arco Negro

Una vez acabas la misión Caballeros del Semental Blanco el conde de Leyawiin te ofrece 100 monedas de oro por cada arco negro que le entregues. Si bien esta batalla contra los bandidos del arco negro no aparece como misión en el diario, vale la pena hacerla por la recompensa obtenida.

La forma más fácil de encontrar los sitios en los que se esconden estos bandidos es ir a la Posada del Semental Blanco, hablar con Mazoga y seguirla. Allí donde se para es que hay un escondrijo de bandidos del Arco Negro.

En la Cueva de la Resaca, al norte de los Establos de los Cinco Jinetes, hay, además de unos cuantos bandidos normales,un bandido del Arco Negro.

Dentro de las ruinas de Telepe, van apareciendo de vez en cuando bandidos del arco Negro (a mí me aparecen 2 cada vez)

El campamento más importante de bandidos del Arco Negro está en la Cueva de Rockmilk, que se encuentra al NorNoroeste de Límite del Agua. En esta cueva hay una lucha entre bandidos normales y bandidos del Arco Negro, por lo que lo mejor es esperar en las sombras a que acaben de luchar y enfrentarse sólo a los supervivientes. En esta cueva yo encontré unos 15 bandidos del Arco Negro (dos de ellos cabecillas con armas y armaduras mágicas), además de unos 10 cadáveres de bandidos normales. Las armas y armaduras mágicas que llevan estos bandidos son: las Botas del tiburón, el Casco de la lechuza, la Espada larga de brasas, el Mazo sacudidas y la Coraza de la cobra.


Caballero del Semental Blanco

Esta quest se iniciará una vez completes la de Mazoga el Orco. Como recompensa por completarla con éxito, el conde os ofrecerá a Mazoga y a ti convertiros en caballeros errantes (o andantes) de esta orden, pero a cambio de cumplir cierto encargo: eliminar a Black Brugo, un bandido de los Arcos Negros que merodea por los alrededores. Para saber como dar con él, te sugerirá que hables con sus allegados... y casualidades de la vida, la propia Mazoga lo conoce.
La misión es sencilla: ve a las ruinas Telepe entre la media noche y las seis de la mañana, Back Brugo se pasa por allí a esa hora. Mata a los bandidos y vuelve a hablar con el conde: Ya sois caballeros andantes. Como recompensa ingresareis en la orden, os dará la llave de una posada especial: la Posada del Semental Blanco, un escudo de la ciudad y una recompensa de 100 monedas por cada arco negro que le lleves. Tip Aprovecha para llevarle todos los que puedas! vale la pena :)


Comprar casa en Leyawiin

Cuando le gustas lo suficiente al conde Marius Caro te dice que hay una casa pequeña en venta, en el centro de la ciudad, por 7.000 monedas de oro.

Cuando reúnes el dinero y compras la casa, has de amueblarla. Para eso compras los muebles de las diferentes habitaciones a Gundalas, el tendero de "Mercancías y garantías de primera" de la ciudad. Las habitaciones cuestan más o menos dependiendo de tu habilidad en el regateo. Para dar una idea, vendiendo al 65% cuestan 1.494 monedas de oro cada una; y hay 6 habitaciones en total.

La única recompensa de esta misión (que no es poca recompensa) es que tienes una casa propia, completamente amuebada y en la que puedes dejar tus cosas sin temor a que te las roben.


Entrenamiento en Armadura ligera

Cuando tiene más de 70 puntos en Armadura ligera los entrenadores habituales no pueden enseñarte nada nuevo y para entrenarte te dirigen al maestro en la habilidad (a mí me dirigió Luciana Galena a la que encontré en la Posada del Pretendiente Solitario en Bravil cuando tenía 70 en armadura ligera). Te dice que, para aprender algo más en la habilidad vayas a ver a J’bari en Leyawiin. Llegas a Leyawiin y vas a ver a J’bari, a quien yo encontré en su casa. J’bari te dice que, para que acceda a entrenarte, has de darle una coraza élfica (normal, no ha de ser mágica). Cuando consigas una coraza élfica, de algún bandido al que mates que la lleve puesta, por ejemplo, vuelve a ver a J’bari y dásela. A partir de este momento a J’bari le aparece el botoncito de entrenamiento cuando hablas con él.


Entrenamiento en Misticismo

Cuando tiene más de 70 puntos en Misticismo los entrenadores habituales no pueden enseñarte nada nuevo y para entrenarte te dirigen al maestro en la habilidad (a mí me dirigió Boderi Farano a la que encontré en los Archivos Místicos de la Universidad Arcana cuando tenía 70 en Misticismo ). Te dice que el que puede enseñarte algo más es Dagail la líder del Gremio de Magos en Leyawiin.

Ves a Leyawiin y habla con Dagail. Si has cerrado ya al menos tres Portales de Oblivion, ella te dice que has hecho mucho para frenar la amenaza de invasión por parte de los daedra y que por lo tanto accede a entrenarte. A partir de este momento, le aparece el botoncito de entrenamiento cuando hablas con ella.


Irritados por los dioses

En Leyawiin, hablando con la gente, te enterarás de que alrededor de la casa de Rosentia Gallenus, una noble de la ciudad, se oyen ruidos extraños y hay olores muy desagradables. Entra en la casa de esta señora y la encontrarás a ella rodeada de diablillos. Tras hablar con ella te pedirá que vayas a ver a un amigo suyo que pertenece al Gremio de Magos de Leyawiin. Su amigo se llama Alves Ulwenim, y este dirá que la única forma de desacerse de los diablillos es cogiendo el bastón daédrico que tiene Rosentia y llevándolo a un santuario daédrico que hay al sur de la ciudad, en el interior de la Cueva Darkfathom. Una vez llevado el bastón al santuario daédrico, los diablillos se quedarán allí y Rosentia dará como recompensa un poderoso anillo daédrico, el Anillo del límite de Eidolon.


Lágrimas del salvador

Cuando vayas al Gremio de magos de Leyawiin siendo socio, se te acercará un khajiita llamado S´Drassa a confiarte esta misión. Te pide que encuentres las Lágrimas de Garridan por las que a cambio te pagará una buena cantidad de monedas. Como te ha sugerido, ve a hablar con Julienne Fanis. Está en la Universidad Arcana de la Ciudad Imperial, en la sala de entrada la mayor parte del tiempo y por ello perfectamente accesible tengas o no acceso a la universidad. La alquimista te contará la historia de las lágrimas y te remitirá a un libro en la librería Primera Edición del Distrito del Mercado. El diario se refiere al libro con el nombre de Caballero taciturno, pero en realidad el que tienes que comprar y leer se llama El Ocaso del caballero. Una vez leido se incorporará una nueva marca al mapa, la cueva de acceso al claro del fuego de escarcha, al sureste de Bruma. Para atravesar la barrera de la puerta necesitas tener en tu inventario unas sales heladas refinadas que puedes comprarle a la propia Julienne. No hace falta que las uses, con tenerlas en el inventario y tocar la puerta de aceso al enclave, en una cueva, bastará. Dentro te espera un atronach de hielo que protege el claro. Acaba con él y busca las lágrimas. Verás que el lugar es pequeño y cerrado, y en el centro del espacio hay un área del claro congelada, con nieve. Ese área te provocará al penetrar en él daños por escarcha constantes. En el centro, si te acercas, verás al caballero y al guardian congelados, y alrededor, por todo el área helada, están diseminadas 5 lágrimas (pequeñas gemas de color grisaceo). Búscalas bien (una está encima de la roca central, y las otras cuatro alrededor de las rocas, junto a las figuras congeladas) y cuando las tengas todas regresa a Leyawiin y habla con S´Drassa para darle las lágrimas y cobrar. Misión cumplida. Consejo: Puede ser bastante difícil ver las lágrimas en la nieve. Se ven mejor si usas el hechizo (o la poción) con Ojo nocturno.

NOTA: Si después de leer el libro "El Ocaso del Caballero" vas a ver a S'drassa en Leyawiin y le explicas lo que has aprendido sobre las Lágrimas de Garridan, te regala 5 pociones de resistencia a la escarcha al 100% durante 45 segundos que son muy útiles para soportar el frío intenso del claro mientras buscas las Lágrimas.


Mazoga el Orco

Nada más llegar a la iudad, a nada que hables con los guardias te contarán que cierta orco en el castillo, Mazoga, dice ser caballero y pide audiencia con el conde. Ve a hablar con el conde para que te cuente el problema y te pida que cumplas con cierto servicio. Te pide que averigües que quiere la orco. Pregunta a Mazoga (es bastante condescendiente, así que di sí a todo). Te pedirá que convenzas a un argoniano de la ciudad, Weebam-Na, conocido cazador, para que venga al castillo a hablar con ella. A este argoniano sólo lo convencerás una vez hayas superado los 70 puntos de persuasión. Cuando vaya al encuentro de Mazoga, observa la conversación entre ambos: Mazoga le demanda que la acompañe hasta un campamento bandido a buscar a un tal Wind-Shifter, pero el argoniano no aceptará, sólo le dará las indicaciones para llegar.
Habla entonces con la orco sobre el tema y dile que la llevarás hasta el campamento (el lugar se te señalará en el mapa, no te preocupes). Dile que te siga, y antes de llegar, preparate para recivir de lo lindo, pero NO INTERVENGAS HASTA QUE TERMINE LA CONVERSACIÓN entre Mazoga y el lider de los bandidos (no hables con ninguno, ni les interrumpas: observa solamente hasta que un cartel te indique que ya puedes actuar). Cuando acabéis con todos los bandidos, Mazoga te contará su historia y te dará las gracias. Puedes quedarte con todo lo que encuentres.
Cuando vuelvas a Leyawiin, habla con el conde. Como recompensa te planteará una nueva quest: convertirte en Caballero del Semental Blanco.